martes, 20 de agosto de 2013

¿Has visto alguna vez una nube dentro de una habitación cerrada?


Son muchos los fotógrafos que han jugado con las nubes, como el caso de Chema Madoz, pero existe un artista holandés llamado Berndnaut Smilde que no se conforma con retratar la realidad, ni con jugar con ella, sino que prefiere crear él  mismo las nubes y después fotografiarlas. Controla el proceso meteorológico con todo detalle en un espacio cerrado y el resultado parece propio de un superhéroe de ficción aunque se trate del resultado de una combinación de una maquina de humos, humedad y algunos efectos de luz. Su primera serie de nubes fue creada en el 2010 y la llamó Nimbus.

Son nubes que duran unos segundos en la habitación y luego desaparecen. Consigue así autenticas obras de arte efímero que inmortaliza con su cámara. Las fotografías resultantes se convierten en su obra final, testimonio del proceso.

Se trata de una realidad ambigua que puede recordar a Magritte o invitar a reflexionar sobre la interpretación clásica del espacio y del color.






El arte efímero elevado a la enésima potencia. La presencia física de espacios en transición. El espíritu creativo combinado con la tecnología.

http://vimeo.com/67729669
Está allí solamente por un breve momento y luego se desarma”, afirma Smilde. “Es el potencial de la idea, pero al final, nunca funcionará. Quería crear una imagen muy clara, casi un cliché, una caricatura de la visualización de tener mala suerte. Buscaba capturar lo efímero de la humanidad, su incapacidad de dominar completamente la naturaleza. En esta relación, no somos protagonistas sino actores de reparto, no somos los amos supremos sino que siempre estamos tratando de responder los interrogantes que nos arroja el mundo".





1 comentario:

  1. La naturaleza colándose en nuestras cárceles artificiales...

    ResponderEliminar